Santa Fe, 2 de Septiembre de 2014 
Búsqueda  
Email  
Clave  
Olvidé mi clave
 
 
Destacadas | 19/02/2013
Autor: tallerecologista.org.ar | Fuente: http://www.tallerecologista.org.ar

Día Internacional de los Humedales: ¿Cuál es la situación en Santa Fe?
 
Día Internacional de los Humedales: ¿Cuál es la situación en Santa Fe? El pasado sábado 2 de Febrero se conmemoro el Día Mundial de los Humedales.

 

 

La provincia de Santa Fe cuenta con importantes ecosistemas de este tipo, irreemplazables para la vida de la región, dos de ellos declarados sitios Ramsar. Pero la voracidad de las actividades productivas, particularmente la agricultura industrial, representa una amenaza permanente para los humedales, lo que exige con celeridad ordenamiento territorial y un adecuado manejo de las cuencas.
se celebra el Día Mundial de los Humedales, que conmemora el 2 de febrero de 1971, día en que distintos países firmaron el primer tratado en el mundo para la conservación y el uso racional de estos insustituibles ecosistemas, conocido como Convención Ramsar. Bajo el lema elegido para 2013, “Los humedales cuidan el agua”, organizaciones de la sociedad civil, organismos oficiales y ciudadanos de distintas partes del mundo, realizarán el sábado actividades y difundirán información sobre los humedales, sus beneficios y funciones vitales para el medioambiente y la vida en las ciudades, en particular para el ciclo del agua y la provisión de agua dulce.

La provincia de Santa Fe cuenta con importantes humedales, siendo los más extensos los asociados con el Río Paraná y los Bajos Submeridionales, que constituyen uno de los humedales de mayor importancia de la ecorregión chaqueña. Actualmente, las obras de canalización realizadas en los Bajos, tanto por el Estado como por particulares para paliar las inundaciones y favorecer el desarrollo de actividades productivas, está amenazando el funcionamiento integral del ecosistema y, paradójicamente, la producción local y la forma de vida de los pobladores locales, intensificando gravemente la pérdida de agua en los períodos secos.

En este sentido, la presión sobre estos ecosistemas se ha multiplicado durante los últimos años. El río Paraná recibe la descarga de líquidos cloacales sin tratar, los desagües del cordón industrial, los efluentes agrícolas y los derrames intermitentes pero continuos que aporta la navegación. El río Carcarañá, que nace en la provincia de Córdoba, atraviesa Santa Fe y desemboca en el Paraná a través del río Coronda, se enfrenta actualmente a la propuesta de hacerlo navegable para el transporte de granos y oleaginosas, lo que implicaría pérdidas y alteraciones en su biodiversidad, pudiendo incrementar las inundaciones en la porción inferior de su cuenca.

Santa Fe cuenta con dos sitios Ramsar (humedales considerados de importancia internacional): Jaaukanigas (gente del agua) fue declarado sitio Ramsar en el año 2001, cuenta con una superficie total de 492.000 hectáreas, y está ubicado en la zona de islas y costas del Departamento General Obligado. El otro es el humedal laguna Melincué, que fue declarado en 2008, cuenta con una superficie de 92.000 hectáreas, y está ubicado en el Departamento General López. Jaaukanigas contiene una muestra representativa del bioma llamado Delta e Islas del Paraná, caracterizado por el tipo de vegetación de bosques y selvas en galería. Es una de las porciones de este bioma mejor conservadas en la provincia. La laguna Melincué y su cuenca representan uno de los sistemas lénticos salinos de mayor importancia de la provincia de Santa Fe.

Aunque la provincia tiene buenos ejemplos de gestión de humedales, la intensidad de su actividad agrícola ganadera y la operación portuaria ligada a este modelo productivo, continúan siendo una amenaza permanente sobre los mismos. Los humedales constituyen una importante fuente de recursos, entre ellos el principal es el agua, y a partir de ella se desarrollan innumerables bienes y servicios que posibilitan el desarrollo de actividades productivas, extractivas y de esparcimiento, entre otras. Una provincia despareja respecto de la disponibilidad de agua dulce, requiere una máxima atención orientada a su protección, y esto significa afrontar un manejo adecuado de sus cuencas, de manera coordinada con otras provincias, en el que se establezcan pautas a las actividades productivas, de tal modo que sean compatibles con el mantenimiento de estos ecosistemas. No se trata de un lugar común, sino de una verdad fáctica: nuestra vida depende del agua.
 

 
» Profesionales & Empresarios » Recursos Humanos » Turismo » Eventos » Campañas » Empresas » Energías Renovables » Jurídicas » Medio Ambiente » Mercados » Novedades » Recuerdos » Salud » Marketing Servicios » Cereales y Cotizaciones de Bolsa » Vuelos y Aerolíneas » Servicios en Turismo » Calendario de eventos » Biblioteca Digital » Comercio Exterior » Herramientas Financieras » Mercado Bursátil » Radares Meteorológicos » Aplicación para Telefonía » Redes Sociales
 
Divisas
 
Clima
 
TARJETERO PROFESIONAL
Profesional / Empresa    
Ver todas las opciones
 
CEM 01 2013